El presidente de San Luis Energía SAPEM indicó que la gente tendrá problemas para pagar las boletas de gas porque los efectos del último tarifazo, impuesto por el Gobierno nacional, comienzan a sentirse al aumentar el consumo por la llegada del frío.

Una persona que, en el mismo período del año pasado, pagó $500 de gas, ahora deberá abonar $2.500, según dijo Enrique Cabrera: “No es un capricho de la gente que no pueda pagar el gas; hay cierre de fábricas, una inflación que no para de crecer y un gran freno para definir paritarias. Todo un paquete muy negativo que lo único que hace es beneficiar a los grandes empresarios en perjuicio del pueblo argentino”.

Cabrera alertó, además, que los efectos del tarifazo pegarán fuerte en el sector industrial y pymes locales, cuya consecuencia más inmediata será la pérdida de empleos. Asimismo, aseguró que el Gobierno nacional ya planteó que, después de las elecciones de octubre, aplicarán otro tarifazo.

Fuente: ANSL

 
 
 

Traductor/Translate