Muchos todavía no entienden por qué renunció Ratzinger (el Papa Benedicto XVI) abandonó el Poder que tenía en la Iglesia, al renunciar como Papa activo y convertirse en una Papa emérito que vive en una villa apenas rodeado de tres personas de confianza. Él abandonó el Papado activo porque tiene miedo a morir asesinado, y por eso fue muy inteligente en “inventar” un nuevo cargo: “Papa emérito”, algo así como hizo Pinochet en Chile, después de dejar de ser el presidente-dictador de su país, cuando se convirtió en Senador emérito para seguir teniendo algo de poder.

Benedicto XVI permitió que alguien con más Poder llegara a la Iglesia, para que eliminara a los corruptos de los puestos importantes y no le desfavoreciera en su ocaso. Así fue como llegó el argentino Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco, el primer Para latinoamericano, el Papa jesuita, el Papa del Fin del Mundo (como él mismo se dijo, debido a que Argentina queda lejos, como si estuviera en el Fin del Mundo con respecto al Vaticano). Personalmente, yo consideré que el Papa argentino tenía muchas chances, pero pensé que se podían ir por el candidato brasileño por ser dos años más joven; pero aquí no importó la edad, sino su origen, el “oscuro” origen jesuita.

El Papa Francisco, por más cara de bueno que ustedes vean, y por más gestos de humildad que parezca tener, es uno de los Papas más fuertes de la Historia (al menos de los últimos tiempos) , debido a que es Jesuita, y toda la Compañía de Jesús le sigue incondicionalmente. En un abrir y cerrar de libros, eliminó a los eternos enemigos de Ratzinger (enemigos que Benedicto XVI no pudo eliminar) y una vez que éstos se alejaron del poder, comenzó a castigar a los corruptos que vivían del sistema financiero de la Iglesia, y se animó a hacer algo que los otros no hicieron: comenzó a luchar contra la homosexualidad de los jerarcas de la Iglesia, y contra los sacerdotes pedófilos de distintas partes del mundo.

Los Dos Papas

La beata Ana Catalina Emmerick (1774-1824), quien el 13 de mayo de 1820 (otra vez el número 13) se refirió a dos Papas, por lo que muchos se preguntan si eso está relacionado a éste tiempo, donde coexisten dos papas: El emérito Papa Benedicto XVI y el Papa Francisco.

La visión de ésta beata fue la siguiente: “Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de ésta falsa Iglesia. Vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la Unidad de Dios y de su Iglesia. Ésto causará el Cisma más grande que se haya visto en el mundo“.

Si se tratase de ésta época, existe algo que parece muy claro: un gran Cisma (Separación) que se haya visto en el mundo.

Las Profecías en general

Las profecías son afirmaciones a futuro de lo que -supuestamente- sucederá. A veces vemos algunas profecías y decimos que éstas no son tales, o que no pueden cumplirse… hasta que se cumplen. Después las releemos y las vemos desde otra perspectiva, y vemos que la respuesta estuvo siempre allí.

Existe muchísimas clases de profecías, puesto que algunas están dichas dentro del ámbito religiosas y otras no, es decir que no son realizadas exclusivamente por personas religiosas, así como tampoco son realizadas exclusivamente con palabras o escritos, puesto que muchas veces también son realizadas a través de dibujos, como las psicografías del argentino Benjamín Solari Parraviccini.

Pero también es cierto, que muchas veces las profecías son creídas sin existir, debido a que muchas personas van quedándose con ideas de distintas afirmaciones, visiones o profecías, hasta terminar fabricando una nueva, como es el caso del “Papa negro”.

¿Se acuerdan del “Papa negro”?

No existe ninguna profecía que diga específicamente “Papa negro”, y mucho menos que diga que el Papa negro sea el último Papa o que después de él llegará el Fin del Mundo. Sin embargo… muchas personas creen en que sí existe una profecía del Papa negro, y para no ir muy lejos, cuando yo era chico, mi tía Curi me tenía asustado con eso, diciéndome que esté atento, puesto que la llegada del “Papa negro” sería un indicio del Fin del Mundo.

Sin embargo, aunque no existe ninguna profecía que hable directamente del “Papa negro”, sí existen muchas otras profecías que se refieren -posiblemente- al último Papa, y una de Nostradamus que habla de un Papa que andaba de gris y negro (ropas). Veamos las siguientes:

Michel de Nôtre-Dame, conocido como Nostradamus , publicó en el año 1568 un enigmático escrito que actualmente se considera como una profecía: “Clero Romano, el año mil seiscientos y nueve, en la cumbre del año se hará elección: De un gris y negro de la Compañía salido, que nunca fue tan maligno”.

El Papa “negro” no tenía que ser “negro” de piel, sino “negro” en otro sentido. El Papa Francisco, es jesuita, y por eso es considerado el “Papa negro”. A los jesuitas se les llaman “sacerdotes negros”, por sus vestimentas oscuras (gris y negro). El Papa Francisco se convirtió en el primer (y hasta único ¿y último?) Papa proveniente del sector jesuita. En un lenguaje de la curia, él es un “Papa negro” por ser un Papa jesuita.

La profecía de Nostradamus dice lo siguiente: De un gris y negro (vestimenta de los jesuitas) de la Compañía salido (La Compañía de Jesús es la institución de los jesuitas). Sobre lo demás, no se entiende (todavía), y seguramente se comprenderá o reinterpretará en el futuro.

Desde Nostradamus, pasando por San Malaquías y la beata Emmerick, hasta llegar el Tercer Secreto de Fátima redactado por una monja que no pudo decir nada cuando Sodano mentía descaradamente, todo parece indicar que existe un triste final para la Iglesia y el Papa. Algunos dirán que no se refieren al Papa Francisco, pero a la hora de recapitular, se puede pensar que el Papa Francisco fue considerado (dentro de la curia romana) como el “Papa negro” debido a sus antiguas vestimentas como jesuita, y también fue llamado el “Papa del Fin del Mundo” debido a un chiste que él mismo hizo cuando asumió, al decir que no iba a llegar el Fin del Mundo durante su mandato papal, sino que él llegaba desde el Fin del Mundo (haciendo referencia a la lejanía geográfica de Argentina con respecto al Vaticano). Por último y más importante: el mismo Papa Francisco afirmó el año pasado (mientras se encontraba a bordo de un avión), que creía que le quedaban dos o tres años de vida, nada más.

Si quieren agregar un detalle que relacione a Fátima con los musulmanes, pueden recordar que el nombre Fátima (nombre femenino, como la Virgen) proviene de Fátima az-Zahra, la hija del profeta Mahoma.

Detalle completo del fin de la iglesia como la conocemos ante los ataques de ISIS  

 

 
 
 
 

Traductor/Translate