Un oficial del COAR permanece internado en observación en la clínica privada Italia de nuestra ciudad. Presenta heridas contusas en el pómulo derecho y cortantes en la zona de la boca.

clinicaitalia

En ese nosocomio se recupera de las lesiones sufridas al ser alcanzado por un objeto contundente (pedazo de baldoza – hormigón) que le arrojara hoy a la madrugada una menor de 17años, mientras el uniformado y su colegas, intentaban mediar en una riña en la que participaban dos bandos de menores, en su mayoría mujeres.

Eran las 06,50 horas de la mañana de este sábado16/12/17, cuando personal policial a bordo de un móvil del COAR Bravo, que realizaba recorridos preventivos en la zona de la avenida Illia, se percata de un disturbio en el que intervenían al menos unos diez jóvenes, en apariencia menores. Una vez que los efectivos logran separarlos y que continúen caminando, los adolescentes al cabo de unos minutos se encuentran nuevamente en Lavalle y Caseros. Al intervenir de vuelta el grupo especial, uno de sus oficiales recibe la agresión por parte de la menor que en ese momento peleaba con otras, y que por su comportamiento y actitudes evidenciaba estar bajo los efectos del alcohol y/o de alguna sustancia estupefaciente.

Trasladada la adolescente a la Comisaría del Menor para su contención correspondiente, se establece que la misma ha ingresado a la citada dependencia en innumerables casos anteriores por delitos contra la propiedad y situación de calle.

Pese a tener padres, por disposición de la Justicia de Menores, la tenencia de la adolescente le ha sido concedida tiempo atrás a su abuela, todo ello tendiente a lograr la necesaria contensión familiar que la menor necesita.

Redacción: Comisario Mayor Carlos Pereyra

 
 

Traductor/Translate