pibebuscadomercedes

El Gobierno provincial resolvió ofrecer una recompensa de $250.000 para quienes brinden datos útiles que sirvan para dar con el paradero de Rubilar. Más de 3.000 hectáreas ya han sido rastrilladas por las distintas divisiones de la Policía de San Luis, desde el aire o por tierra, revisando minuciosamente campos, rutas y caminos en el afán de encontrar a Juan Carlos Rubilar, el joven que fuera visto por última vez el pasado domingo por la mañana en Las Isletas. Desde ese mismo día, todos los organismos del Gobierno competentes están trabajando y brindando su apoyo a sus familiares para encontrar al joven de 29 años.

“Estamos siguiendo un nuevo rastro detectado por los perros de la División Canes”, anunció el jefe de Policía de la Provincia, comisario general Juan Páez, con referencia a la búsqueda de Juan Carlos.

El jefe policial brindó estas declaraciones a la prensa durante la conferencia realizada este jueves en la Unidad Regional II de Villa Mercedes, acompañado por el interventor y el jefe de la citada repartición, los comisarios Víctor Vicente Videla y Oscar Contrera, respectivamente.

La búsqueda sigue concentrada en la zona rural ubicada al sur de Las Isletas, participando personal de Policía de la Provincia y de Defensa Civil, con la colaboración de aviones del Aeroclub Mercedes y otros organismos. Asimismo, Páez aprovechó el contacto con los periodistas para “solicitarle a la comunidad abstenerse de participar, ya que en el afán de ayudar pueden llegar a complicar las tareas. Por nuestra parte tenemos instrucciones del gobernador Alberto Rodríguez Saá de darle prioridad a esta labor, destinando todos los recursos que sean necesarios”.

Por su parte, Contrera comentó que “si bien la mayor parte de los efectivos están trabajando en la zona rural cercana a Las Isletas, también hay efectivos haciendo lo propio en otros sectores. Por ejemplo el miércoles nos llegó el comentario de que este joven había sido visto en la intersección de rutas N° 7 y N° 8, pero resultó ser falsa alarma”.

En ese sentido, el comisario Videla acotó que “se toma en cuenta todo tipo de aviso, pero hasta el momento todo indica que su última ubicación es la zona en la que se lo busca. Además hay cámaras de videovigilancia privada que confirman que se dirigió hacia ese lugar”.

Cabe recordar que Rubilar, de 29 años de edad y que acusa un notorio retraso madurativo, fue visto por última vez en la noche de clausura de los Corsos de los Pueblos, acompañando a la comparsa Guanaba, de la que es fiel seguidor. De hecho, videos viralizados lo muestran participando de la pasada del grupo por el Corsódromo. La próxima noticia de su paradero fue horas después y a unos 15 kilómetros del parque, en Las Isletas, cuando solicitó agua en una casa. La dueña del inmueble le dio una botella nueva, tras lo cual lo vio marcharse hacia el oeste. Sospechando que algo no iba bien, la señora dio aviso a la Policía, pero al llegar efectivos con asiento en La Ribera, no pudieron dar con el muchacho. Paradójicamente, al lado de ese domicilio vive una tía de Juan Carlos. Pocos después de ese episodio, la familia del muchacho dio aviso de que estaba perdido, originándose la búsqueda.

Para el rastreo también se han utilizado aviones y drones, contando también con la colaboración civil y militar del  personal que se desempeña en la V Brigada Aérea.

Más de 3.000 hectáreas han sido “peinadas” desde el aire o revisando palmo a palmo a campo traviesa. En esa faena se encontraron pisadas frente a una tranquera (unos 8 kilómetros hacia el sur de la ruta N° 11), que de acuerdo a los expertos serían de Juan Carlos, por su particular manera de caminar y la huella dejada por sus zapatillas. Esa pista fue el punto de partida para la nueva intervención de la División Canes, marcando el rumbo indicado por Páez. Mientras tanto, y divididos en grupos, la Policía de la Provincia y Defensa Civil, junto con colaboradores idóneos, persisten en la misión de dar con el muchacho.

Juan Carlos Rubilar es un querible y pintoresco personaje de Villa Mercedes. A diario se lo veía caminar por avenida Mitre de punta a punta, siempre con las manos en sus bolsillos y con anteojos oscuros, tanto de día como de noche. Su andar es característico, pues sus pies están ligeramente abiertos a los costados y prácticamente lo hace asentando los talones. Su desaparición ha afectado a toda la comunidad, preocupación que se expresa con numerosos ofrecimientos para participar en su búsqueda, cadenas de oración y el enorme deseo popular de que aparezca pronto y a salvo.

Atento a todo esto, en las últimas horas el gobierno provincial resolvió ofrecer una recompensa de $250.000 para quienes brinden datos útiles que sirvan para dar con el paradero de Rubilar.

Nota y fotos: ANSL.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate