Amores clandestinos, tragedia y milagros rodean la mágica historia detrás de la tan celebrada fecha

sanvalentin

La celebración de los enamorados se remonta a la antigua Roma. Foto: Pixabay

El día de San Valentín, la fecha en que las personas celebramos con gran alegría las relaciones de amor y amistad que compartimos con nuestros seres queridos y quienes nos rodean.

Las parejas y amigos celebran el amor.

Es una fecha tan esperada como polémica, en que las personas celebran las emociones y la felicidad, mientras que otros creen que es solo un truco de la mercadotecnia.

Independientemente de la postura que tengas, el 14 de febrero es uno de los más celebrados acontecimientos en el mundo, y a donde sea que voltees verás una referencia al amor en esta fecha. Pero entonces entra la pregunta del millón a juego:

¿Cómo comenzó la tradición del día de San Valentín?

La historia de este festejo se remonta a la antigüedad, específicamente al año 270 D.C. del imperio romano, cuando el emperador Claudio II decidió prohibir el cristianismo y los matrimonios para asi asegurarse que los soldados dieran un mejor rendimiento en la guerra.

Claudio creía que los hombres casados eran malos soldados ya que, cuando había guerra, no querían separarse de sus familias, y abandonaban el campo de batalla para volver con sus personas amadas.

Valentín casaba parejas clandestinamente.

Fue entonces cuando un reconocido sacerdote llamado Valentín, quién tachó de indigno y opresor el decreto del emperador, decidió ayudar a las parejas jóvenes a contraer nupcias de manera clandestina, pues estaba convencido de que el pueblo debía ser libre para amar a Dios y para contraer matrimonio.

Al enterarse de esto, Claudio II comprobó que Valentín era un hombre de gran convicción y voluntad superior a la del resto de las personas, por lo que intentó persuadirlo una y otra vez para que renunciase al Cristianismo y sirviese al imperio y a los dioses romanos.

Si hacía esto, el emperador estaría dispuesto a perdonarlo y convertirlo en uno de sus aliados. Pero San Valentín se aferró a su fe y no renunció a Cristo.

Fue entonces cuando Valentín fue encarcelado, y como reto, se le ordenó que concediera "un milagro" a nombre de su Dios cristiano, devolviéndole la vista a la hija de Claudio. Sorprendentemente, el sacerdote logró el cometido, y sin esperarlo, terminó enamorándose de la doncella.

Valentín murió el 14 de Febrero del año 270 D.C., decapitado como sentencia por su desobediencia. Pero antes de morir, envió una carta a su amada, despidiéndose de ella, y firmándola como "Tu Valentín". Es por esto que el día del amor se acostumbra entregar cartas y nombrar bajo este apodo a tu ser querido.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate