El proyecto de ordenanza ingresó a la Comisión de Salud del Concejo Deliberante. La iniciativa estipula que cada edificio o comercio deberá  contar con dos butacas adaptadas.

obesos 

Para lograr una ciudad que sea para todos, inclusiva y, en este caso, atienda a las necesidades de la gente que padece obesidad, el Concejo Deliberante de San Luis envió a la Comisión de Salud un proyecto que prevé la colocación de asientos de mayor tamaño y más resistentes en bares, cafeterías, cines, salas de teatro y edificios públicos de todo el ejido municipal.

La autora es la concejal por el bloque Frente Unidad Justicialista (FUJ) Norma Rosales, quien ya ha realizado varios proyectos referidos a la inclusión de todas las personas. Su inquietud surgió de conversaciones que mantuvo con varios vecinos que tienen obesidad y les cuesta poder sentarse en lugares públicos o en cafeterías porque no entran en las sillas o tienen miedo de romperlas.

"No salen y se terminan aislando de la sociedad. Cuando van al Hospital me decían que se tienen que sentar en dos sillas. Hace poco estuve en un barrio donde vive un señor que padece esto y él me contactó con otro vecino que tiene lo mismo. Ellos me hicieron ver algo que no vemos", relató.

El proyecto plantea la implementación de, como mínimo,  dos butacas especiales por cada local o cubrir el uno por ciento del total de asientos en establecimientos más grandes. Además las medidas deben ser, entre ejes de brazo, no inferiores a los 100 centímetros y con una profundidad mínima de 90 centímetros, de material adecuado y resistente. Las sillas deberán estar dispuestas de manera tal que no conformen un sector especial y sean de fácil accesibilidad.

"Hay cines que tienen dos butacas de estos tamaños en la primera fila para que no tengan que subir las escaleras", ejemplificó. La única excepción que plantea el proyecto es para los locales que tengan menos de cincuenta metros cuadrados de superficie. Por otro lado estaría prohibido cobrar un sobreprecio por este espacio especial.

"Trabajo para que tengamos una sociedad más inclusiva y que estemos preparados para garantizarlo. Lo que detectamos, como las mamás que no tenían dónde dar el pecho y otros proyectos, es para que la gente se sienta bien. La obesidad  es una enfermedad crónica y la gente sufre mucho. La idea es poder ayudarlos a que tengan una mayor de calidad de vida", concluyó.

En todo el país

Los proyectos para otorgarles asientos a las personas que sufren obesidad han sido presentados en muchas provincias. 

En la ciudad de Córdoba, por ejemplo, se aprobó esta legislación en 2016. La iniciativa rige para restaurantes, auditorios, estadios, salones de fiestas, museos e iglesias, entre otros espacios públicos.

Fuente: EDDLR

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Clasificacion 0.00 (0 Votos)
 
 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

 

Traductor/Translate

 
lapuntavisita
 
eltrapiche